El fracaso escolar sigue afectando a la educación española. Un informe del Consejo Económico y Social (CES) indica que el fracaso escolar afecta a uno de cada cinco menores españoles. El estudio, además, hace hincapié en que el sistema productivo de un país, su competitividad e incluso el grado de satisfacción del personal dependen de un buen sistema educativo, “sin fisuras”. El estudio indica que si no se da solución al fracaso de los estudiantes, la tendencia se volverá crónica y habrá un absoluto divorcio entre la oferta educativa y las demandas del mercado laboral. El informe, titulado “El Sistema Educativo y Capital Humano, indica que un 30% de los jóvenes españoles abandona la enseñanza regular sin haber logrado el título de Secundaria, el doble que la media europea. Faltan titulados en Educación Secundaria y en Formación Profesional superior y hay exceso de universitarios. En concreto, el 38% de los jóvenes entre 25 y 34 años tiene un título superior, casi nueve puntos más que la media de la UE.