El Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Ministerio de Economía se han propuesto dotar de una mejor formación financiera a los escolares españoles. Por eso han presentado un proyecto para introducir la educación financiera en los planes de estudios de la enseñanza secundaria y formación profesional. La asignatura sería, de momento, optativa, y rebajaría el riesgo de entrar en situaciones de pérdidas de confianza, al tener unos conocimientos financieros fundamentados.