Sólo una pequeña parte de la superdotación es genética. El resto es cultura. Durante los primeros años del niño, el aprendizaje encorsetado (por áreas temáticas, con horarios, siempre los mismos temas, etc.) limita la capacidad abstracta del alumno. Si por el contrario, la información es constante, interdisciplinar y, sobre todo, ligada al disfrute y la alegría, el estudiante suele adquirir unas capacidades intelectuales superiores a la media.
Carles Chacón, periodista
La superdotación es un rasgo difícil de definir y, a veces, de detectar. Tradicionalmente, la superdotación se vinculaba a las tareas de más peso intelectual, como por ejemplo al ámbito académico. Los últimos modelos de identificación, no obstante, aceptan que la superdotación es una característica mucho más plural, que puede unir diversas disciplinas del conocimiento humano, sin estar encorsetada en el rendimiento académico.
de actuación de la superdotación. De hecho, las tendencias actuales intentan desmitificar la idea de que los superdotados son seres aislados y, a menudo, al margen de la sociedad.
“ Las tendencias actuales intentan desmitificar la idea de que los todos los ámbitos; de hecho, en general suelen estar centrados en algún campo, ya sea analítico, lógico, artístico… Uno de los primeros síntomas es que suelen aprender a hablar y leer más rápido que la mayoría, ya que son capaces de aprender a una gran velocidad, adaptándose a los nuevos conocimientos de manera dinámica. Las personas superdotadas son, además, capaces de generalizar conceptos y soluciones para utilizarlas en otros ámbitos, diseñando estrategias concretas para resolver problemas.