A estas mentes despiertas les apasionan los retos. Ante una nueva dificultad, ante nuevos objetivos, se crecen y despliegan todo su potencial. De forma contraria, apenas muestran interés por tareas repetitivas o con poca dificultad, ante las cuales pierden la concentración y se despistan. Lo cierto es que una alta capacitación intelectual puede acarrear algunos problemas, porque se trata de personas que aprenden de manera diferente.
Si no se atienden las demandas de aprendizaje de estos alumnos, por ejemplo, pueden fracasar en la escuela, ya que su aprendizaje funciona de manera distinta a la mayoría. De todos modos, sólo una minoría suele caer en el fracaso escolar. En el terreno personal, son niños que necesitan más atención afectiva, debido a su hipersensibilidad e hiperreceptividad. Además, son personas que cuestionan el orden de las cosas, y no aceptan imposiciones injustificadas (“porque lo digo yo”), así como injusticias hacia él mismo o hacia otros. Los niños superdotados, en definitiva, necesitan una atención extraordinaria. 
A menudo se puede confundir la superdotación con la hiperactividad, debido a la gran actividad intelectual de estos pequeños. Más de 300.000 superdo-tados españoles no ven reconocidas sus altas capa-cidades, según un reciente documental elaborado por ‘Documentos TV’, de TVE. En el reportaje se explica que el 98% de superdotados no saben que lo son, debido a un sistema educativo que no les tiene en cuenta.
Uno de los primeros síntomas es que suelen aprender a hablar y leer más rápido que la mayoría. Hay que darles ejercicios creativos, imaginativos, que supongan un reto para ellos. Los niños superdotados no se quedarán fácilmente en frente de la televisión, por eso debemos aprovechar para salir y ver mundo, ir a museos, realizar actividades nuevas que nutran su mente, tan sedienta de conocimientos. Sólo así estimularemos la curiosidad y la inteligencia de nuestros hijos. Y dicho sea de paso, realizar acitividades estimulantes, originiales y retadoras no sólo es un actividad para superdotados. Todos podemos hacerlas y mejorar y aprender día a día.
Niveles de superdotación Inteligencia brillante (no alcanza la sobredotación intelectual) Más de 115 de CI. 16% de la población Sobredotación intelectual moderada Más de 130 de CI. 2,1% de la población Sobredotación intelectual alta Más de 145 de CI. Representa el 0,1% de la población Sobredotación intelectual excepcional Más de 160 de CI. Representa el 0,003% de la población Sobredotación intelectual profunda Más de 175 de CI. Representa el 0,00003% de la población.
Superdotados célebres
Kim Ung-yong (físico): 210 Ludwig Wittgenstein (filósofo): 190 Garry Kasparov (jugador de ajedrez): 190 Isaac Newton (físico y matemático): 190 Marilyn Vos Savant (escritora): 186 James Woods (actor): 180 Andrew Wiles (matemático): 170 Johann Sebastian Bach (músico y compositor): 165 Stephen W. Hawking (físico y matemático): 160 Albert Einstein (físico): 160.