El programa Cuina a bon preu!, que se emite desde el pasado mes de febrero en XTVL, nos ha dejado colarnos en uno de sus rodajes. Se trata de un programa de cocina en el que participan niños y niñas de entre 3 y 14 años con el objetivo de fomentar buenos hábitos alimentarios entre los más pequeños de la casa.
Anna Homs, periodista
Cocinar es divertido, fomenta la creatividad de los niños, es una actividad que se puede hacer en casa y en familia y una oportunidad única de jugar y comunicarnos con nuestros hijos. Es, sin duda, la mejor manera de introducir en nuestra propia casa buenos y equilibrados hábitos alimentarios y el mejor lugar en el que descubrir juntos nuevos alimentos y educar así su paladar desde que son pequeños. Ese es precisamente, el objetivo del programa Cuina a bon preu!, por el que han pasado decenas de niños desde el pasado mes de febrero, con un único fin: pasar un rato inolvidable con las manos en la masa.
Romper con los clásicos
Con la ayuda de un cocinero o una cocinera, Berta y Ariadna han participado en uno de estos programas. Como es habitual, muchos niños tienen ciertos prejuicios con determinados alimentos, y ellas no son la excepción. A Ariadna, por ejemplo, no le gusta nada el kiwi y a Berta le cuesta muchísimo comer guisantes, aunque sabe que comer verdura la ayudará a crecer sanar y fuerte. Desde ensaladas, pastas, pasteles, repostaría y desayunos, cualquier plato es bienvenido en la cocina de este programa. Aunque, eso sí, el objetivo es dar a conocer nuevos alimentos y productos y nuevos gustos y sensaciones y los padres deben saber que el menú infantil va mucho más allá de los macarrones y la carne rebozada. Hay mil platos que estarán encantados de probar si, además, se les brinda la oportunidad de participar en su elaboración.
Salud de hierro
Durante el programa también se dan consejos y trucos sobre temas relacionados con los alimentos y algunas recomendaciones sobre alimentos que son especialmente saludables y muy buenos para nuestro organismo, como por ejemplo las espinacas. Esta verdura mundialmente conocida entre los más pequeños gracias al entrañable personaje de Popeye es sinónimo de salud. Las espinacas tienen muchas propiedades nutritivas y ayudan a prevenir las enfermedades del corazón y el cáncer.
Para todas las edades
Aunque son los más pequeños de 3 y 4 años, quienes más disfrutan ensuciándose las manos y jugando con los ingredientes, los adolescentes empiezan a descubrir las muchísimas posibilidades que ofrece la cocina. Es el momento en el que deben empezar a ser más autónomas y la cocina no debe ser la excepción. En estas edades deben empezar a espabilarse ya que es frecuente que su día a día les obligue a comer rápido para ir al instituto o llevarse un tupper con la comida previamente preparada y a menudo la opción más rápida y fácil es recurrir a la comida congelada o precocinada. Sin embargo, es preciso que estos chicos y chicas aprendan a realizar sus primeros platos y a tener más dominio sobre los fogones y descubrir el placer de comer algo elaborado por una mismo. Es el premio al esfuerzo y la recompensa por el trabajo bien hecho que concluye, además, con el deleite del paladar.
Y para terminar, os proponemos una receta de un postre buenísimo para chuparse los dedos y que el cocinero Pep Nogué enseñó en directo a dos peques de cinco años, Roc y Jade.
Volcanes de chocolate
Chocolate, chocolate y más chocolate! El chocolate es bueno, posee muchas y ricas propiedades para el organismo, aunque debe ingerirse con moderación. La siguiente receta será, sin duda, un gran acontecimiento en el hogar, ya que con ella toda la familia podrá preparar ‘coulant de chocolate’, un delicioso pastelito con chocolate desecha por dentro. ¡Buenísimo!
Ingredientes de la receta
-165 gramos de mantequilla
-165 gramos de chocolate 70%
-4 huevos
-4 yemas
-65 gramos de harina
-65 gramos de azúcar
-Mantequilla y harina para bañar el molde
-1 yogur de chocolate
-Helado de nata o vainilla
Elaboración
  • Empezamos poniendo la mantequilla a fundir en un cazo.
  • Cuando está desecha la ponemos en un recipiente grande y le añadimos chocolate rayado.
  • Lo mezclamos todo muy bien hasta fundirlo.
  • Después, añadimos los huevos, las yemas, la harina y el azúcar.
  • Lo trituramos todo con la ayuda de una batidora hasta obtener una masa homogénea.
  • A continuación bañamos el molde de mantequilla y harina por los bordes.
  • Después añadimos la pasta de chocolate y lo ponemos al horno a 180 grados durante o 10 minutos.
  • Lo emplatamos acompañado de un yogur de chocolate y una bola de helado de vainilla.