En ocasiones los niños y también los adolescentes muestran más resistencia de la normal a la hora de levantarse por las mañanas e ir al colegio o al instituto. A menudo, esta actitud no pasa de ser una pataleta, al fin y al cabo ninguno estamos libres de tener un mal día o un simple mal despertar; y en el caso de los adolescentes, no deja de ser una muestra más de rebeldía o una forma de llamar la atención. Sin embargo, en ocasiones y cuando este comportamiento se produce de forma reiterada, es importante prestarle mayor atención para analizarlo y detectar su causa, ya que puede ser más profunda y acarrear otras consecuencias.
Los síntomas son de todos conocidos: el niño o la niña tardan en levantarse de la cama, incluso expresan su deseo de no acudir a clase, se quedan dormidos, se enfadan o se muestran irascibles, no tienen apetito y en casos extremos manifiestan un nerviosismo extremo o miedo. Aunque cada persona es un mundo, es importante hablar con ellos y aclararles que como padres estamos para ayudar y no para forzar situaciones.
Los motivos pueden ser muy diversos al igual que su consideración. Estas actitudes pueden venir dadas por un mal momento en el colegio o el instituto, sea en la relación con algún profesor, o con algún compañero o compañeros. También puede deberse simplemente a dificultades con una materia o asignatura para la cual el niño no encuentra recursos por sí solo. En esa misma línea es posible que el niño o adolescente esté teniendo algún problema de aprendizaje, que seguramente pueda resolverse con refuerzo escolar o apoyo personalizado.
Por todo ello es importante el diálogo y generar confianza en la persona, de tal modo que se sincere y revele qué le molesta o qué le impide estar tranquilo y por lo tanto le lleva a repeler el ambiente escolar. Asimismo es fundamental coordinarse con el tutor del alumno en su centro educativo y los psicólogos que trabajan en el mismo, de modo que estos asesoren a los padres y todos actúen de forma coordinada para arreglar la situación de la mejor forma posible.