María Casado tiene una carrera profesional envidiable. Esta periodista catalana residente en Madrid presenta ‘El Telediario’ de TVE, el programa ‘Informe Semanal’ de la misma cadena y aún le queda tiempo para viajar a Sant Cugat del Vallès (Barcelona), donde se emite el programa de debate que también presenta ‘59 segundos’.

¿A qué juegas?
Me gusta el juego de la seducción.
 
¿Te refieres a la comunicación no verbal?
¡Exacto! Es algo que utilizamos todos en la vida y sin darnos cuenta. Cuando presento los informativos me pasa. Es la manera con la que transmito de verdad. Si no creo lo que digo ante una cámara, no puedo comunicar. Aunque es una arma de doble filo porqué tampoco puedo hacerlo interpretando un papel ya que yo no soy actriz. Delante de los espectadores soy Maria y en ese instante estoy realizando mi trabajo de la forma más honesta posible. Se lo debo a quien me ve y me escucha.
¿Te crees todas las noticias que das a diario?
¡Sí! Nuestro trabajo es labor de mucha gente y estamos hablando de una televisión pública que ha pasado por etapas muy difíciles. Aunque yo siempre he trabajado con total libertad. Somos profesionales de la información y estamos obligados al rigor. 
¿Os preguntaréis si los políticos tienen poder en la televisión pública?
¡Claro que nos lo preguntamos! Y más, después de ver lo que pasó… ¡Pues a los políticos se les está terminando!
¿La libertad es una exigencia de los periodistas o un cambio de filosofía en la dirección de Televisión Española?
Hoy en día, Televisión Española se basa en unos estatutos muy claros. Todos los profesionales que la forman trabajan en libertad aunque no se les vea la cara. Nuestro objetivo diario es intentar hacer una información lo más objetiva posible y dar pistas sin mirar hacia atrás en otros tiempos.
“Si no creo lo que digo ante una cámara, no puedo comunicar”

¿Te atrae un registro que no sea el informativo? Un magazín por ejemplo…
Es algo que no me planteo demasiado. Quiero vivir el momento y pasármelo bien. Cuando trabajaba en la radio fue algo que nunca me planteé y terminé haciendo programas. Para nada estoy incómoda en programas pero ahora estoy haciendo el “59” y el “Informe Semanal”… ¿qué más puedo pedir?
¿Cómo es la experiencia del ‘Informe Semanal’?
Lo mejor es observar un tipo de trabajo informativo más tranquilo. Es el programa más viejo de la cadena pero está lleno de fuerza. Cuando oigo su sintonía me vienen a la cabeza montones de imágenes. Para mí es un honor participar en este espacio.
¿Es difícil ser mujer en televisión?
A nivel de trabajo no es más exigente, aunque a nivel de imagen es lo contrario. A los hombres les bastan quince minutos para ponerse a punto. Las mujeres llevamos más tiempo para salir en pantalla. Me puedo tirar una hora tranquilamente entre peluquería y maquillaje.
¿Cómo ves el futuro televisivo de nuestro país?
La tele es un medio de comunicación que cambia mucho y muy rápido. Sus cambios son en todas direcciones por dentro y por fuera. Todos tenemos una forma de ver la tele diferente a la que teníamos apenas hace diez años. Por ejemplo, yo veo muchas cosas por Internet, y esto, ya es el cambio. Ver todo lo que quieras y cuando quieras.
¿Qué significa para tí el concepto “palabra” como periodista?
En el caso del ’59 segundos’ lo que pretendo es intentar resumir conceptos, sensaciones, argumentos y actualidad. Utilizar la palabra de esta manera es un ejercicio mental y también un vehículo para comunicarme con los telespectadores y mis propios compañeros.
¿Crees que tu oficio existiría sin la palabra?
La verdad es que no. Hace tres años que hago televisión y en un
trabajo como el mío encuentro la palabra como algo esencial. Además, la palabra tiene mucha importancia para mí, ya que mi bagaje profesional anterior fue la radio. No creo eso de que “una imagen es mas importante que mil palabras”. La palabra puede llegar a contar mucho más que las imágenes. Está claro que la presencia y la fuerza de las imágenes es muy grande. A pesar de esto, no cambio la imagen por las palabras.
¿Cuál ha sido tu trayectoria hasta hoy?
Como decía, sólo hace tres años que estoy trabajando en televisión. Empecé en Radio Nacional de España, luego en Catalunya Ràdio y ahora en Televisión Española.
¿Qué encuentras en la tele que no te daba la radio? 
Precisamente en la tele encuentro muchas más herramientas. En el fondo hacer tele es hacer radio en imágenes y entonces los dos medios se complementan. Hacer tele es un trabajo muy interesante para mí, es una vocación muy fuerte que también me permite jugar.