Los estudiantes que suspendan tres o más asignaturas no podrán pasar de curso. Así lo ha estipulado el Tribunal Supremo, con una sentencia que anula una disposición de la Ley Orgánica de Educación (LOE) que contemplaba esta posibilidad. El real decreto 1467/2007 permitía a los estudiantes de primero de Bachillerato optar por dos vías si habían suspendido tres o cuatro materias: o bien repetir el curso en su totalidad o, como segunda opción, matricularse en las asignaturas que tenían suspendidas en primero pero también ampliar dicha matrícula con dos o tres asignaturas del siguiente curso.