Como ya se ha comentado en este blog, el sector de los servicios a las personas, entre los que se encuentran las clases particulares, es una fuente ingente de empleo sumergido que, de legalizarse podría sacar a flote miles de millones de euros cada año. Tan sólo en el sector de las clases particulares, se calcula que emergerían 1.800 millones de euros al año, que se traducirían en 1 millón de puestos de trabajo, así como sus correspondientes impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social.
Justamente hoy, coincidiendo con la Asamblea General de la Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP), a la que pertenece Educa-system, se debatirá en el Congreso de los Diputados una propuesta presentada en 2011 por Convergencia i Unió (CiU) para regularizar dicho sector.  La propuesta, de la que se espera de cuenta a la AESP José Ramón Caso, miembro de CiU, contempla desgravaciones fiscales en el IRPF para quienes contraten este tipo de servicios, directamente o a través de empresas homologadas. De salir adelante, la propuesta se materializaría, en un plazo de cuatro meses, en un proyecto de Ley.
Este tipo de iniciativas ya se han aplicado a algunos servicios a la persona, como el de limpieza doméstica, cuya regularización se está realizando en estos momentos y para la cual el Gobierno ha puesto como fecha límite el próximo 30 de junio. La experiencia demostrada con este subsector indica que para incentivar la regularización de otros servicios como las clases a domicilio será necesario incidir en ventajas como la desgravación fiscal, algo que también han remarcado los representantes de CiU en su propuesta.

Los comentarios están cerrados