A menudo, se desconoce el significado de la Filosofía, y en la Educación no son pocos los partidarios de arrinconarla y no darle espacio en los planes de estudio de Bachillerato, donde por ahora sigue siendo obligatoria durante el primer curso y opcional en el segundo (según la rama elegida). Sin embargo, la Filosofía ocupa y ha ocupado siempre un papel fundamental en la Educación y en la formación de las culturas. Sin ir más lejos, ha sido el pilar sobre el que se han fundamentado todas las corrientes políticas, las de ayer y las de hoy, que derivan finalmente en una forma de administrar el bien público.
Asimismo, es parte integrante de la propia Educación como concepto. Así lo entienden al menos pensadores como Victoria Camps, Catedrática de Filosofía Moral de la Universidad Autónoma de Barcelona y muy conocida por su defensa de la ética, de la Educación y del papel de la mujer hoy. «La formación de la persona es el objetivo fundamental de la Educación» comentaba Camps en una entrevista realizada por TVE en la que se le daba la voz para hablar de todos estos conceptos.
En ese sentido, explicaba porqué nuestra sociedad no da siempre a la Educación el valor que realmente tiene ni la coloca en el lugar que se merece: «no creemos mucho (la sociedad) en la Educación porque nunca da resultados claros, verificables; la Educación es una inversión a largo plazo y por eso a los políticos les cuesta tanto invertir en Educación. Para un político, los resultados, o tienen un rendimiento electoral, o no sirven» explica.

Sin embargo, la Educación va mucho más allá de la asimilación de conocimientos. «Educar es ir contracorriente, intentar formar una personalidad humana que no siga las corrientes generales de la sociedad de consumo y el mundo en el que estamos, sino que sepa distanciarse de él e intentar cambiarlo; eso es ir contracorriente» razona Camps. De ahí que Camps afirme que «los responsables de la Educación somos todos, los adultos, que debemos estar siempre educando, hagamos lo que hagamos. Cualquier persona que ocupa un puesto en su vida profesional está enseñando a otros cómo se hacen las cosas, transmitiendo actitudes, enseñando a resolver conflictos; son cosas que ocurren en la vida cotidiana».
Oyendo a Victoria Camps, se entiende finalmente el sentido que tiene la Filosofía, al menos para ella: «la Filosofía es el esfuerzo por pensar la realidad ayudándonos de lo que los filósofos clásicos nos han ido diciendo (son clásicos porque lo que dijeron aún tiene sentido hoy, aunque tengamos que adaptarlo). No tiene sentido concebir la Filosofía como una mera especulación, una gimnasia intelectual sobre problemas que están desconectados de la realidad. Si la Filosofía consigue hablar un lenguaje que la gente entienda, que se refiera a problemas reales, (…) y además abordar esos problemas que tenemos, puede ayudar a entender qué es lo que nos falta, qué es lo que deberíamos hacer, hacia adónde debería proyectarse la esperanza«.
¿Todavía podría quedar alguna duda sobre la importancia de la Filosofía?
(Ver entrevista completa Fuente: RTVE)