No tuvo suerte en la vida. A los 3 años había sido entregado a un orfanato, a los 5 se escapó del mismo huyendo de los continuos maltratos a los que se veía sometido. Desde entonces y durante más de 10 años consiguió sobrevivir completamente solo, durmiendo a la intemperie, en el rellano de unos baños públicos, y ganando lo necesario para comer a base de revender refrescos y chicles. Es la historia de Choi Sung Bong, un joven coreano cuya vida es una sucesión de penurias, pero también es una historia de superación.
No fue a la escuela, pero consiguió sacar tiempo para aprender solo a leer, consiguió los temarios necesarios y se presentó por libre para sacar el título de educación básica. Después consiguió entrar en un instituto, “esa fue la primera escuela a la que asistí”, comenta.

Oírle contar su historia estremece, entenderla admira y escucharle cantar emociona profundamente. Más aún, cuando Choi Sung Bong desvela su biografía en un lugar que para él es un sueño, una meta: un concurso de cantantes noveles en la televisión. Pero su sueño no es realmente ganar el concurso, sino cantar y aprender a cantar, superarse incluso en su vocación más personal y menos pecuniaria. “Me gusta cantar porque es la primera cosa que pude hacer cuando vivía en la calle, no soy un gran cantante, pero me gusta”.
Y mientras escuchamos su voz atemperada, sin ser esta un prodigio, nos toca al corazón. Y nos lo toca porque es un ejemplo de voluntad, tesón, buena fe, esfuerzo y una enorme capacidad de superación. Son los valores que hacen que una persona consiga, como Choi Sung Bong, realizar sus sueños. Son los valores elementales, los que se deben inculcar en la Educación, desde los colegios, institutos o desde la familia. Y sin embargo, son los más difíciles de aprender. Por eso es necesario insistir en su importancia, la misma que tiene una buena Educación para conseguir nuestras metas, sean personales o profesionales. Esfuerzo, voluntad, dedicación, vocacióny al final, el mejor de los resultados: la satisfacción de alcanzar nuestros objetivos.

Los comentarios están cerrados