Es muy importante que desde una edad muy temprana los niños logren desarrollar su creatividad ya que gracias a ella pueden expresarse por sí mismos, de forma original y autónoma.  Por esta razón es fundamental que los padres potencien la creatividad que cada uno de sus hijos tiene innata,  para que en un futuro sean capaces de desarrollar su imaginación y realizar las actividades de una manera única. Hay que aclarar que ser creativo no significa tener aptitudes únicamente para las artes, la música, el teatro o la danza sino que, por el contrario, es poder potenciar su pensamiento creativo  en un área concreta como la ciencia, los negocios o la cocina.

A continuación se enumeran algunos tips que se pueden tener en cuenta  para fomentar la creatividad.

  1.  Proporcionarle un lugar pertinente para jugar. La primera condición es NO condicionar al niño para que puedainventarse juegos, pintar o cantar. La idea es dejarlo ser.
  2. Es importante planificar el día del niño, pero diariamente el niño necesita tener su tiempo para jugar de forma libre y autónoma,  ya que es esencial para su desarrollo.
  3. Jamás hay que subestimar las ideas o juegos del niño. Por el contrario, hay que reforzar y apoyar sus ideas. El niño siempre percibirá el apoyo e interés que recibe por parte de sus padres, por lo tanto es muy importante escuchar con atención y no limitar su creatividad.
  4.  Así como es importante valorar las ideas de los niños es fundamental educarlos para que ellos también tengan en cuenta los juegos y opiniones de sus compañeros.
  5.  Los niños siempre tendrán preguntas y para satisfacer su curiosidad es necesario escuchar y responder las inquietudes que tengan. Nunca hay que ponerle un límite a las preguntas que tengan, por el contrario es necesario  estimular su interés por aprender cosas nuevas.
  6. Cuando los padres tengan la oportunidad de jugar con su hijo es fundamental que el niño sea quién dirija el juego y que él decida las reglas del juego. Los padres intervendrán en el juego para ayudarlo o guiarlo cuando el niño lo pida.
  7. Tener en casa materiales que ayuden a llevar a cabo manualidades y diferentes actividades. También, de vez en cuando, es bueno que los padres les den ideas y el niño libremente desarrolle su creatividad.
  8. El pensamiento crítico también es fundamental dentro de este proceso. Por esta razón es bueno que los padres le hagan preguntas o le planteen retos que el niño por sí sólo debe llevar a cabo. La idea es que el niño logre superarse y poco a poco alcance diferentes metas.
  9. Hoy en día es muy frecuente que los niños pasen mucho tiempo con elementos tecnológicos, pero  es muy importante que haya un equilibrio y  que los chicos jueguen al aire libre. Un buen uso de ambas actividades ayudará a fortalecer diferentes áreas del cerebro y a desarrollar nuevas habilidades.  De vez en cuando es bueno salir a hacer excursiones y cambiar por completo el entorno en el que vive el niño.

La clave está en apoyar de forma constante las ideas del niño para que él se sienta seguro de sí mismo. No hay que ponerle un límite a la creatividad cuando él está descubriendo la vida.