“La escucha activa es la herramienta fundamental de esta metodología. Lo que cuenta a la hora de escuchar es que, quien lo haga, absorba las ideas del interlocutor y, de forma alternativa, expresa las suyas propias”
Para el alumnado las clases tienen un antes, durante y un después.

Antes de la clase

El alumno debe preparar la clase, repasando lo ya explicado y comprobando si queda alguna laguna.
Si sabemos lo que se va a trabajar, efectuar una primera lectura, para llevar una idea previa y plantearnos las primeras dudas que puedan surgir.
La preparación actitudinal es básica la aceptación y el deseo de participar en las actividades comunes. La asistencia regular a clase facilita esa actitud positiva.

Durante la clase

Hay que atender. La atención se favorece si escuchamos para entender, retener y tomar apuntes. Hay que participar en la clase, manteniendo una actitud positiva ante el profesorado y el área de conocimiento.
Oír y comprender son las actividades fundamentales que realiza el alumnado, hay que esforzarse para entender cuando se está asistiendo a una explicación.
Se atiende con la inteligencia, pero también con el cuerpo, las posturas pasivas pueden influir. Mirar al profesorado es también importante ya que refuerza sus explicaciones.
 
Principios Generales aplicables a la Toma de Apuntes
  • Tomar siempre los apuntes  con expresiones personales (nuestras palabras), salvo cuando se trate de anotar una terminología específica.
  •  Crear nuestro propio código de abreviaturas, ya que la rapidez del profesorado, cuando explica, siempre es mayor que la nuestra para apuntar.
  • No escribir todo como si fuéramos taquígrafos, sino que se anotan los puntos esenciales, el orden de las ideas y el encadenamiento lógico. Se deben reflejar las relaciones entre los datos y las conclusiones.

Después de la clase

Tendremos que repasar y completar los apuntes de las distintas áreas que hayamos tomado. Hay que preparar lo necesario para iniciar nuestra sesión de estudio personal y organizar nuestro trabajo.

El estudiante debe ir a clase diariamente y tomar sus propios apuntes. Con ello tendrá adelantado gran parte del trabajo que tendría que realizar posteriormente en casa. La retención de lo que explica el profesor es notablemente mayor cuando uno anota lo que dice que cuando se limita a escuchar.
Por: Jorge Molina – Profesor de Educa-system