Para decidir por qué estudios optar y mejorar en su aprendizaje es clave conocer nuestras debilidades en ese terreno. A la par, conocernos mejor, nos ayudará a decantarnos por aquellas áreas o disciplinas que mejor se ajustan a nuestras aptitudes naturales y en las que alcanzaremos un mejor desempeño profesional en el futuro. Para todo ello, es habitual utilizar esquemas, como el modelo Kolb, que ayuda a definir el aprendizaje e identificar nuestra forma de aprender.

Para ello el modelo Kolb, define al aprendizaje como un estado duradero y estable, dependiendo siempre de cómo asimilamos la  información,  solucionamos problemas y  tomamos decisiones. Por ese motivom, Kolb definió un proceso cíclico de cuatro etapas de aprendizaje, basado en la experiencia  entre el individuo y el ambiente (ver esquema).
La continua interacción con el ambiente  conduce a nuevas experiencias, y para relacionar ambiente, experiencias y formas de aprendizaje,  Kolb desarrolló un test que analiza 4 “estilos de aprendizaje”. Dependiendo de la calificación que obtengamos en el test, podemos considerarnos más cercanos a uno de los estilos de aprendizaje e identificar las debilidades, fortalezas y áreas donde podemos desarrollar nuestras habilidades.

Los 4 estilos de aprendizaje son:

  • Convergente: Estilo propio de quienes son más fuertes en la utilización de ideas; son personas que
    prefieren actividades y problemas técnicos. Importante para carreras técnicas. Para este grupo se recomienda realizar prácticas con nuevas ideas, establecer objetivos y tomar decisiones.
  • Divergente: se caracteriza por dotarse de una alta capacidad imaginativa; quienes aprenden de este modo son fuertes en la observación y en la percepción desde diferentes perspectivas. Prefieren actividades culturales. Importante para desarrollarse en áreas de servicios y bellas artes.
  • Asimilador: estilo propio de quienes son expertos en recolectar, organizar y concluir con facilidad la información. Prefieren actividades individuales.  Ideal para carreras de tipo científico.
  • Adaptador: quienes cuentan con este estilo de aprendizaje aplican y aprenden de las experiencias.
    Prefieren actividades innovadoras o nuevas. Ideal para  áreas de marketing y publicidad.

¿Y tú, con cuál o cuáles te identificas más?