Los cambios siempre son duros y para los niños, dada su corta experiencia, suelen serlo aún más. Una de las transiciones claves en las distintas etapas del ciclo educativo es el paso de Educación Infantil a Educación Primaria. Los niños pasan de vivir una educación pausada, muy lúdica, basada en un método pedagógico que mezcla el juego con el conocimiento a una educación más «adulta», con asignaturas concretas como matemáticas, lenguaje o conocimiento del medio, con deberes y tareas diarias.
Al principio los niños topan con una realidad distinta a la ya conocida y si no pueden contar con el apoyo de sus padres, debido a sus horarios laborales, se les puede hacer algo más difícil. Por eso el apoyo de un profesor particular justo en esta etapa es más que recomendable; ayudará a realizar una transición pausada, proporcionará seguridad al alumno y complementará la labor de sus maestros. Así se sucedió a Inés, una niña de 6 años cuyos padres quisieron contar con Educa-System para que esta etapa se desarrollara con toda tranquilidad (ver vídeo).

 [su_youtube url=»https://youtu.be/mc2eS5c02qs?list=PLvEZXAGJ3dTYqw6SdmcDE8WGzMxb_npuL»]