Cómo realizar la conversión de un material de estado líquido a sólido.
Materiales: ¼ de litro de leche, 1 cazo, una cucharada de vinagre, 1 molde pequeño y un colador pequeño.
Procedimiento: Primero calentar la leche sin que llegue a hervir, verter una cucharada de vinagre en la leche y remover. Después, pasar el contenido por el colador y dejar que escurra bien. Y por último, vertir en el molde la pasta obtenida y dejarla secar.

Conclusión: ¡La leche se ha transformado en una especie de bola plástica! Es decir, has fabricado plástico lácteo y biodegradable. Se produjo una reacción química y el vinagre coaguló la leche: se formaron grumos en el líquido y se ligaron entre sí formando una bola elástica. Las proteínas de la leche, las caseínas, se aglomeraron y se ligaron entre ellas alrededor de la materia grasa de la leche. Con las caseínas se fabrican los QUESOS.

¿Qué aplicación a nivel biotecnológico tiene este experimento? Una de las aplicaciones más importantes es la fabricación de plásticos a partir del petróleo. La reacción responsable de la transformación del petróleo en plástico es química y es conocida como polimerización, que une las pequeñas moléculas idénticas (los monómeros), formando una inmensa molécula llamada polímero que tiene el aspecto de una larguísima cadena. Los polímeros se mezclan entre ellos y hacen que el plástico sea sólido y compacto.

La educación científica de los jóvenes es al menos tan importante, quizá incluso más, que la propia investigación” Glenn Theodore Seaborg (1912-1999) Físico estadounidense