Un peligroso cambio de percepción ante las drogas lleva a miles de jóvenes a considerarlas como algo ‘propio de la edad’ y nos deja datos alarmantes. Según la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2006-2007, aproximadamente 3 de cada 4 estudiantes de entre 14 y 18 años ha probado el alcohol, un 15% fuma tabaco a diario y un 5% ha consumido cocaína en más de una ocasión.
Hasta hace unos años, el consumo de drogas estaba asociado a la marginalidad y la ilegalidad. Sin embargo, hoy la realidad nos muestra un perfil de consumidor integrado en su entorno, movido por unos patrones de sociales y culturales que siguen un determinado estilo de vida, aparentemente, y sólo aparentemente, bajo control. En respuesta a esta nueva y alarmante realidad, la necesidad de sumar esfuerzos por la prevención ha encontrado un aliado en la Obra Social de “la Caixa”.
Atención diaria
Su programa de ‘Prevención del consumo de drogas’ se dirige y apoya a los principales actores que pueden incidir en que esta tendencia cambie: familias, jóvenes, centros educativos y centros de salud. En concreto, el programa ha querido estrechar el vínculo con las familias poniendo a su disposición un teléfono gratuito de orientación (900 22 22 29) y una guía de prevención que se distribuirá a las familias con hijos. 
La familia es, sin duda, el marco de referencia fundamental y más cercano a los hijos. Bajo esta premisa, el Programa de prevención de “la Caixa” confía en ella como elemento clave para transmitir valores, normas y pautas que ayuden a los adolescentes a construir su opinión sobre las drogas. Llamando al teléfono de apoyo de la Obra Social, las familias pueden contar con la atención diaria de un equipo de profesionales especializados en pautas de actuación para prevenir conductas de riesgo relacionadas con el consumo de drogas. 
Sus asesores, operativos de 9 a 21 horas de lunes a viernes, realizan su labor de manera personalizada y confidencial. Junto con la Guía de Prevención, el teléfono de la Obra Social de “la Caixa” suma fuerzas para impulsar una estrategia de comunicación y diálogo con la familia poniendo a su disposición los recursos necesarios para abordar esta problemática desde casa. Hasta la fecha, el 42,3% de las llamadas recibidas han sido realizadas por las madres de los jóvenes, que consultan con los expertos de Obra Social sobre el consumo –sospechado o no-de sustancias adictivas.