Como cado año, las organizaciones de consumidores y usuarios, asociaciones de padres y alumnos y otras agrupaciones, calculan el coste que tendrá la vuelta al cole para las familias. Este año, el coste por alumno, de media, será de 796 euros, un 3% menos que en 2010. Así lo ha anunciado recientemente la La Federación de Usuarios Consumidores Independientes, que atribuye el citado descenso a la reducción de precios en los centros privados, de hasta un 7% y, en mucho menor medida, de los concertados (1%).
El gasto varía según las regiones y el tipo de educación: pública, privada o concertada. Así quienes optan por la educación pública asumen un gasto medio de 520 euros al iniciarse el curso, lejos de los 773 euros que deben invertirse en la educación concertada, o de los 1095 euros de media que conlleva hacerlo en la privada.
El concepto que más encarece la vuelta al colegio es el uniforme, según esta organización, cuyo precio fluctúa entre los 112 euros de media que se gastan los alumnos de la educación pública en vestuario, y los 250 euros que supone la compra de uniforme completo en la educación privada.
Detrás de este concepto se sitúa la matriculación, que cuesta entre 112 euros de media en la pública (tasas de secretaria, gestión e informatización) y 250 euros en los centros privados.
Las partidas de libros y material escolares suponen de media, 192 y 120 euros, respectivamente.  Finalmente, el coste de la comida se sitúa entre 145 y 111 euros, y el transporte una media de 115 euros.
Por zonas, la vuelta al cole es más barata en La Rioja, Islas Canarias y Galicia, y más cara en Madrid y Cataluña, seguidas de la Comunidad Valenciana, el País Vasco, Navarra y Baleares.

Los comentarios están cerrados