El hecho de ser padres o expertos en educación y formación, como nos ocurre en Educa-System, no significa que la lección haya quedado cerrada y aprendida. De hecho, cada día aprendemos de nuestros propios alumnos, pero también de su contexto familiar y formativo.
De la misma forma, ser padre o madre es un aprendizaje continuo y en cada gesto, cada expresión o cada reacción de nuestros hijos, obtenemos información valiosísima. A su vez, los hijos se fijan en cada movimiento o palabra de sus mayores y los incorporan a su background, su experiencia vivencial: creciendo en seguridad, absorbiendo conocimientos, asimilando soluciones a posibles errores, adoptando actitudes, adquiriendo aptitudes.
Por eso, es clave poner atención en lo que transmitimos ya que el padre y la madre, son los primeros prescriptores para sus hijos, el primer modelo a seguir. Lo que aprendan de ellos será una lección que quedará marcada a fuego en su memoria y en el futuro repetirán de forma mimética lo que han visto, oído y sentido.
¿Prestamos suficiente atención a lo que hacemos o decimos delante de nuestros hijos? ¿Somos conscientes de lo que significa para ellos? Para nosotros, en Educa-System, es un reto continuo y queremos ayudar a las familias en esa ardua tarea ¿Dispuestos?