El frío del invierno y la proximidad de San Valentín parecen el mejor reclamo para pasar un par de horas en el cine viendo películas como “The French Kissers” (Les Beaux Gosses), el último film de Riad Sattouf, gran éxito en Cannes, que no sólo será del agrado de los adolescentes, que se identificarán fácilmente con sus protagonistas, sino que además puede ser de utilidad para sus padres y educadores. Y es que las películas sobre adolescentes, y no siempre para adolescentes, suelen ser, como es el caso, un vivo retrato de los problemas, contradicciones, tempestades hormonales y otros vaivenes de esa difícil edad.
El descubrimiento del amor y el sexo, los problemas con la autoestima, los cambios en las relaciones con los padres, el valor de la amistad… Visionar “The french Kissers” con ojos de educador permite redescubrir las experiencias y códigos de la adolescencia en un plano paralelo y a la par cercano a la realidad del día a día en entornos como colegios e institutos. Al mismo tiempo, es una invitación a retrotraerse personalmente a ese periodo vital tan impactante y trascendente para la mayoría de los mortales y recordarnos que algún día, aunque no queramos reconocerlo, también fuimos adolescentes.
Recuérdelo, toda película encierra siempre alguna enseñanza. Sí, incluso si es una comedia. ¡Sobre todo si la ven en versión original!