Hablar y escribir perfectamente en inglés se ha convertido en un requisito imprescindible en numerosos ámbitos laborales de los adultos, y la mejor forma de aprenderlo es desde pequeño, cuando nuestra mente está más receptiva que nunca a nuevos estímulos.

El inglés es asignatura obligatoria desde el primer curso de primaria en España desde hace décadas, y sin embargo su aprendizaje sigue siendo una pesadilla para una parte importante de los alumnos en las aulas.
El carácter acumulativo del inglés (así como de cualquier otra lengua), el alto ratio de alumnos por profesor en clase y las pocas oportunidades de practicar el idioma fuera del ámbito escolar hacen que la desmotivación por esta asignatura aumente, por lo que es esencial contrarrestarla a través de las siguientes estrategias:
 
Busca las letras de tus canciones favoritas en inglés, tradúcelas y memorízalas. Ésta es una de las formas más amables de introducir el inglés fuera de las aulas, así como una forma inmejorable de ampliar vocabulario y aprender expresiones que muy probablemente no se aprenden en clase con un profesor.
Mira películas y series en inglés con subtítulos en inglés. Los subtítulos en español pueden distraernos del audio en versión original, mientras que al ponerlos en inglés, además de acostumbrar nuestro oído al idioma, estamos acostumbrando nuestra vista a su ortografía.
Juega a hacer el turista en tu ciudad. Para practicar el “speaking” no hay nada mejor que lanzarse a la piscina, así que ¿por qué no fingir que eres un guiri perdido en tu propia ciudad? Puedes preguntar direcciones a desconocidos, pedir el menú en un restaurante en inglés o unirte a un “free walking tour” para extranjeros en tu localidad.
Intenta que al menos uno de tus hobbies se desarrolle en inglés. Si te gusta leer, busca libros adaptados a tu nivel en inglés. Si
eres más de juegos de ordenador, asegúrate que todo el texto y audio esté en este idioma. Si lo tuyo es el fútbol o el baloncesto, sigue las retransmisiones de la Premier League o de la NBA en los canales oficiales en inglés.
Cambia el idioma de todas tus redes sociales al inglés. A partir de ahora agregar a un amigo en Facebook será “add a friend” y colgar una foto en Instagram será “upload a photo”. Los contenidos continuarán siendo tan intuitivos como antes, pero aprenderás vocabulario sin darte cuenta de ello.
Es importante que, aunque la voluntad de aprender inglés debe partir del alumno, los padres estén cerca en todo momento supervisando el proceso y dando el apoyo necesario a sus hijos. Todas las actividades mencionadas para mejorar el nivel de inglés pueden desarrollarse perfectamente en casa, y ser adoptadas por todos los miembros de la familia para mejorar su efectividad.

 

Por: Marta Gasulla Freixa