Si el proverbio dice que “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo” bien podríamos añadir que si eres estudiante, “hasta que el sol calienta y brilla, no te levantes de la silla”. Y es que los meses de mayo y junio son para los estudiantes de todas las edades sinónimos de exámenes y pruebas finales. Con el inicio de este mes toca repasar apuntes y concentrarse al máximo para llegar en buenas condiciones a estas pruebas y pasarlas con buena nota.
Si eres de los que lo deja todo para última hora, no esperes más, pues estás a las puertas de los exámenes. Y si has sido precavido, sabes que durante estos días, lo único que habrás de hacer es organizarte para asentar los conocimientos adquiridos durante todo el año.
Sea cual sea tu situación, desde Educa-System te ayudamos a organizar un poco mejor tu tiempo de estudio y las técnicas a emplear. Aquí van nuestros consejos para que las próximas semanas resuelvas satisfactoriamente tus exámenes y puedas irte tranquilo de vacaciones:

  • Trata de estudiar a diario para que los últimos días antes de un examen sirvan de repaso y refuerzo;
  • Antes de empezar a estudiar dedica un momento a planificar las horas que vas a dedicar a cada materia; ten en cuenta la proximidad de los exámenes para sumar más horas a las asignaturas que más lo requieran en cada caso;
  • Fija  un horario moderado (menos de 6 horas al día) ya que la capacidad de atención es limitada;
  • Divide el total de horas que vas a dedicar a estudiar entre las asignaturas que tienes. Descansa unos minutos cada hora o cada 2 horas; programa pausas para tu ocio ya que este ayudará a tu cerebro a asimilar y retener mejor la información;
  • Si puedes, da prioridad a la mañana sobre la tarde; tu cerebro estará más activo y receptivo;
  • Realiza esquemas, haz resúmenes y repite ejercicios que ya hayas trabajado con anterioridad; si no lo has hecho procura desarrollar algunos, te ayudarán a ordenar las ideas, segmentar y jerarquizar el contenido;
  • Aprehende antes de aprender; es decir asimila los conocimientos, entiéndelos de verdad antes de memorizarlos ya que comprendiendo lo que estudias ya habrás retenido gran parte de la información y la recordarás mucho más tiempo;
  • Cuida tu alimentación y no la satures; tu cerebro necesitará energía pero también se bloqueará si tu cuerpo le pide demasiada energía para la digestión …
  • Busca un lugar tranquilo para estudiar, sin ruidos ni aparatos electrónicos o personas que puedan distraer tu atención;
  • Organiza el espacio de estudio y procura tener la mesa lo más limpia y ordenada, evitarás  distracciones y te ayudará a relajar la mente;
Finalmente, no confíes demasiado en la suerte ya que en los estudios, al igual que en la vida, la suerte acompaña siempre al que se esfuerza. Y si aún tienes alguna duda, ¡pregunta a Educa-System!

Los comentarios están cerrados